Alirio Uribe y la absurda defensa de los criminales del capitán de Soacha

El capitán Solano intentó defender el cajero automático, lo que desafortunadamente le costó 6 puñaladas.

El Capitán Jesús Alberto Solano, de tan solo 34 años de edad y con más de 10 años de servicio a Colombia, fue asesinado el 28 de abril en medio de las violentas protestas que se vienen presentando en Colombia desde hace más de 2 semanas.  Solano, quien era el director de la SIJIN en Soacha, tenía una esposa y una hija que hoy lloran su asesinato.

Aquella noche del 28 de abril, los criminales aprovechaban las protestas para cometer actos de terrorismo urbano en Soacha. En medio del caos, el Capitán Solano se percató de un grupo de vándalos que intentaba saquear un cajero automático Bancolombia, sobre la autopista sur con calle 22. El capitán Solano intentó defender el cajero automático, lo que desafortunadamente le costó 6 puñaladas. Así mismo, fue trasladado de emergencia al Hospital Cardiovascular de Soacha, donde, lamentablemente, el 30 de abril falleció.

Cientos de figuras públicas y líderes políticos, pidieron justicia para el Capitán. Entre ellos, el alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga, quien ordenó que este crimen no quedará en la impunidad. Y aunque este ha sido el pedido de la mayoría de personas, el abogado de los criminales que acabaron con la vida de Solano, hoy se aferra a absurdos argumentos para dejar el crimen en la impunidad.

 

Los nombres de los victimarios son Juan Sebastián Vélez Mesa, Michael Steven Vélez Mesa y Jesús Antonio Castillo Londoño. Según su defensa, ellos decidieron pegarle y apuñalar al Capitán Solano, porque iba vestido de civil y en el momento pensaron que era un ladrón. Sin embargo, la excusa utilizada por la defensa de los 3 presuntos homicidas, es endeble y no tiene veracidad alguna.

Por un lado, en Colombia es ilegal tomarse la justicia por mano propia. En ese sentido, así Solano estuviera saqueando el cajero (Afirmación completamente falsa y que se toma solo como ejemplo), la ciudadanía no tenía derecho a apuñalarlo y pegarle con palos y rocas. En segundo lugar, al Capitán Solano lo asesinan cuando los delincuentes se percatan que Solano es policía, allí comienzan a gritar que Solano es un sapo y a pegarle por la misma razón. Es decir, el verdadero motivo de la muerte de Solano, no tuvo que ver en últimas con el saqueo que intentó evitar en la autopista sur, tuvo que ver con el hecho de ser policía. Finalmente, el ir vestido de civil no lo exime de su responsabilidad y su puesto como policía. Un policía siempre lo será con o sin uniforme, su misión no tiene descanso, no tiene horas, su servicio por la ciudadanía se da las 24 horas del día, por eso, intentar argumentar que lo mataron por ir vestido de civil, es un absurdo y un atentado a los principios morales de una sociedad.

Afortunadamente, la Fiscalía solicitó que los 3 criminales vayan a la cárcel por el homicidio del Capitán Jesús Alberto Solano. La audiencia continuará en los próximos días, y conoceremos si el aberrante asesinato del Capitán Solano queda en la impunidad o la justicia cumple con su parte.

 

Nuestros anunciantes



Loading...